ISE-CECh_22072020
INTEGRIDAD EN EL SERVICIO ECLESIAL

El modo de servicio de todo agente pastoral en la Iglesia se ordena de acuerdo a la común vocación bautismal recibida.

“Que la bondad de ustedes la reconozca todo el mundo (…) tomen en cuenta todo cuanto hay de verdadero, noble, justo, puro, amable, honorable, virtuoso y digno de elogio (…) pónganlo en práctica y el Dios de la paz estará con ustedes” (Flp 4, 5a. 8, 9b)

La Conferencia Episcopal de Chile ha elaborado y difundido el documento INTEGRIDAD EN EL SERVICIO ECLESIAL.

Tanto el Decreto que lo promulga como la Introducción del texto mismo hacen referencia al complejísimo momento en que se encuentra la credibilidad del servicio eclesial.
EL documento que se presenta, no es una ley ni un código de conducta. Son las Orientaciones que la Iglesia Católica ha decidido darse en Chile para asegurar, en cada servicio que ofrecemos, una cultura de buen trato, de respeto a la dignidad de cada persona, de cuidado y autocuidado, de unas formas y modos consecuentes con la esencia de nuestra misión, que es el amor cristiano anunciado con la propia vida. Éste ha de ser un referente vital para todos quienes prestamos, remunerada o voluntariamente, algún servicio en la Iglesia, en la tarea sinodal y fraterna de ser una comunidad de personas íntegras.

Revisa el documento completo, haciendo clic en la imagen: